Los avances en el mundo de la tecnología han tenido presencia también en la salud y estética dental. Poco a poco, las clínicas dentales han ido perfeccionado sus técnicas, a la vez que incluyendo una tecnología mucho más precisa. Con ella, se buscan mejores resultados y especialmente una mayor comodidad para el paciente. 

En este artículo, os presentaremos las ventajas de la ortodoncia invisible (‘Invisalign’) con respecto a la ortodoncia clásica, también conocida como “brakets”. 

Ventajas de la ortodoncia invisible

En primer lugar, debemos destacar el aspecto de la limpieza. La ortodoncia Invisalign nos permite un cepillado normal y cómodo de nuestros dientes. La posibilidad de quitárnoslo por completo a la hora de cepillar nuestros dientes permite llegar a todas las zonas posibles, así como evitar que restos de la comida puedan quedar presentes. También contamos con menos riesgo de descalcificaciones y sangrado de encías. 

Cómodo e indoloro. Es indudable, que los “brakets” por la tecnología del momento, son realmente incómodos. Por lo general generan llagas por el roce de la piel con los brakets, que son realmente incómodas a la hora de beber o comer. También, como consecuencia del punto anterior, los restos de comida que quedan presentes en ellos pueden originar caries a largo plazo, algo que evitaremos usando Invisalign. 

Otro de los puntos a destacar es que haces tu vida con total normalidad. No es molesto a la hora de hablar, así como tampoco te supondrán un problema en clase o en viajes que puedas realizar.

Ir al dentista tampoco es tarea fácil para muchos. Hay que ajustar horarios, y no siempre disponemos del tiempo necesario. Que si actividades extraescolares, amigos y un sinfín de tareas que nos surgen, nos limitan un poco más. Sin embargo, las citas de Invisalign, al contrario que con la ortodoncia clásica, son muchos más cortas. Inclusive, no necesitas ir cada cinco semanas al dentista. 

Sin lugar a dudas, el punto estrella de Invisalign, es que es moderno y visual, a la vez que muy muy discreto. El software Clincheck permite que el paciente vea de forma visual y atractiva su evolución. Un hecho que resulta motivante para los pacientes, que ven como se va cumpliendo todo. Además, podrás ver un antes y un después que te llenará de orgullo y alegría. 

Si estás pensando en cambiar la estética de tu boca, aprovecha que Invisalign ya está disponible también para niños y adolescentes. Olvídate de los incómodos brackets y disfruta de la ortodoncia invisible para sacar tu mejor sonrisa 🙂

Para más información, contacta con nosotros en el teléfono 956.101.051, en el correo electrónico info@asonreir.es o en nuestras redes sociales. También te animamos a conocer más sobre Invisalign leyendo entradas de nuestro blog o en el apartado “Tratamientos > Ortodoncia”. 

Escribe tu comentario

El email no es publicado