Restauración odontológica

 restauración odontologica

restauración odontologica

La odontología conservadora y restauradora nos permite prevenir, detener y curar la caries dental en todas sus fases, desde la menor a la mayor destrucción de tejido dentario. Existen tres tipos de tratamientos en función del tejido afectado:

  • Esmalte: En ocasiones, en las caries de esmalte se puede optar por un tratamiento preventivo basado en una buena higiene oral, aplicación de fluoruros y un correcto seguimiento por parte del dentista.
  • Esmalte y Dentina: En este caso el tratamiento siempre será restaurador, realizando una obturación o empaste.
  • Esmalte, Dentina y Pulpa (“nervio del diente”): En casi todas las ocasiones habrá que realizar una endodoncia previa a la reconstrucción del diente.

Cuando la caries dental se ha extendido hasta la pulpa o nervio del diente deberemos realizar una endodoncia. De modo que si llegamos a tiempo de tratar la caries evitaremos realizarla o, en caso de que no fuese restaurable, la extracción de dicho diente.

Preguntas más Frecuentes

La caries dental es una enfermedad bacteriana provocada por microorganismos presentes en la cavidad oral (Estreptococos Mutans, Lactobacilos,…). Estas bacterias forman un biofilm adhiriéndose al diente y, tras metabolizar los carbohidratos de la dieta, producen unos ácidos, los cuáles serán los responsables de la desmineralización del diente formando así la caries.

Una endodoncia es el tratamiento que se realiza cuando la caries está en su fase más avanzada y se ha extendido hasta el nervio del diente.

Si el diente no es tratado, la infección puede alcanzar la pulpa dental (nervio) y llegar posteriormente a inflamar el área que rodea el ápice (extremo final de la raíz del diente) produciéndose una necrosis pulpar y una periodontitis apical. En ocasiones puede ocasionar también un absceso o un flemón, sufriendo además todos o algún estadio del dolor que corresponde.

Sí. A pesar de que una endodoncia resulta casi siempre exitosa, a veces, en casos complejos por un mal diagnóstico, una técnica inadecuada o un mal sellado puede fracasar. Esto puede ocasionar, por tanto, dolor asociado a un cuadro de periodontitis apical aguda. En nuestra clínica, cuando se nos presentan pacientes con endodoncias fallidas, dependiendo de las posibilidades de supervivencia del diente involucrado, también ofrecemos la posibilidad de realizar una reendodoncia. En otras ocasiones también se puede optar por hacer una apicectomía del diente en cuestión.

No. La supuesta toxicidad de las obturaciones de amalgama viene relacionada con la toxicidad del mercurio. El mercurio elemental presente en las obturaciones de amalgama prácticamente no se absorbe por el organismo (menos del 0.01%). De hecho, la cantidad de mercurio absorbida en ciertos alimentos como pescados y mariscos es mucho mayor (se absorbe en un 90% por el organismo sin que ocasione tampoco ningún perjuicio para la salud si es en pequeñas cantidades). Hoy en día, el uso de amalgamas es poco frecuente debido al uso de obturaciones de composite (blancas). Aún así, cada material tiene sus propias indicaciones y en algunos casos es necesario recurrir al uso de amalgamas.

¿Compartir?